Ubuntu MATE se convierte en un sabor oficial de Ubuntu

El propio Mark Shuttleworth anuncia toda una sorpresa, Ubuntu MATE será un sabor oficial de Ubuntu.

MATE es un entorno de escritorio que replica la forma de trabajar de GNOME2 y que disponíamos en las primeras versiones de Ubuntu (Podéis ver las capturas de pantalla, porque una imagen vale más que mil palabras Tongue)

Visto en La mirada del replicante.

La web que queremos, una carta abierta

Por Mozilla Smile

Telegram integrado en Ubuntu con una webapp

Ya disponible para Ubuntu 13.10 y 14.04 esta aplicación (realmente es una webapp) que permite:

  • Tener Telegram en el lanzador de Unity.

  • Ver un número en ese lanzador de Unity de las conversaciones sin leer.

  • Notificación con el sobre azúl de la conversaciones sin leer.

Para probarlo simplemente ejecuta este comando en una Terminal y tras ello busca Telegram en Ubuntu:

sudo add-apt-repository ppa:costales/unity-webapps-telegram ; sudo apt-get update ; sudo apt-get install unity-webapps-telegram -y

Carpetas de colores en Ubuntu

Ya hablé en otra ocasión de Folder Color, una aplicación para cambiar los colores de las carpetas en Ubuntu y obtener una ordenación más visual:

Era de pago (aunque libre) y ahora la publico gratuita. Para instalarla es muy sencillo, simplemente introduce este comando en la Terminal:

sudo add-apt-repository ppa:costales/folder-color ; sudo apt-get update ; sudo apt-get install folder-color -y

Tras cerrar sesión ya te aparecerá el menú contextual para cambiar el color Wink

¡Nuevo Ubuntu 14.04 LTS!

Hoy ha sido publicada la nueva versión 14.04 de Ubuntu.

Una versión importante, porque es una LTS, es decir, será mantenida durante 5 años hasta el año 2019. A fecha de hoy, las versiones 'normales' de Ubuntu tienen sólo 9 meses de soporte (por ejemplo Ubuntu 13.10) y se han orientado a desarrolladores, siendo totalmente aconsejable usar sólo las LTS (Ubuntu 12.04 y 14.04) para usuarios normales. Así que desde aquí, os animamos a probar esta versión.

Por otro lado, parece que Canonical está 'excesivamente' centrada en la versión móvil y en las últimas releases las novedades de la versión de escritorio no son tantas a como las que nos tenían acostumbrados. ¿Sería mejor hacer sólo una versión excelente de escritorio? ¿O es mejor incluir el sistema por defecto y centrarse en mejorar Unity y la versión móvil que es realmente lo que les diferencia del resto? El tiempo lo dirá Wink

Novedades

Entre las mejoras de esta versión de escritorio destacan:

 

Entrevista: Migración de la Fundación Sierra-Pambley de León (España) a Linux Mint

En esta ocasión entrevisto a Mario de la Fuente por su excelente trabajo migrando los ordenadores de Windows XP a Linux Mint en la Fundación Sierra-Pambley.
 

Mario de la Fuente con los ordenadores migrados  


Costales: Hola Mario, ¿qué tal? ¿Cómo comenzaste en la informática y en el software libre?
Mario: Yo me dedico a la Filología Hispánica y la enseñanza de español pero siempre había sentido curiosidad por la informática y por saber cómo funcionan por dentro los ordenadores, en el 2006 descubrí OpenOffice. Me sorprendió lo bien que funcionaba y que podías hacer lo mismo que con otros programas privativos. Pero lo que más me llamó la atención fue que se publicara bajo una licencia abierta. En aquel momento yo no tenía ni idea de qué era eso, así que me puse a indagar y, como todo aquel que se haya metido en esto del software libre sabe, emprendí un camino sin vuelta atrás. Primero, llené mi Windows de software libre: Firefox, Thunderbird, Gimp… Después, me decidí a probar con un sistema operativo e instalé Ubuntu. Su facilidad de uso me convenció totalmente, por eso, eliminé cualquier rastro de Microsoft de mis ordenadores. Todo lo que aprendí en ese proceso de cambio me llenó de curiosidad y me lancé a la aventura de probar otras distribuciones. La que más me llamaba la atención era Arch Linux. Recuerdo que pasé cuatro días tecleando comandos en una terminal hasta que logré ver ventanas en mi equipo pero la recompensa a ese esfuerzo fue enorme: un sistema rápido, estable y, lo mejor de todo, adaptado por completo a mis necesidades. Era como si alguien te diera los planos y las piezas para construir un coche y te dijera: ahí lo tienes, hazte tu propio automóvil. Y yo acababa de “hacerme” todo un deportivo. Desde entonces, siempre he usado Linux, tanto a nivel personal como laboral y ¡estoy encantado!


Costales: ¿Nos resumes cuál es el objetivo de la Fundación Sierra-Pambley donde trabajas? ¿Qué significa para Sierra-Pambley esta migración?
Mario: La Fundación Sierra Pambley es una entidad privada sin ánimo de lucro que se dedica desde 1887 a la educación y la cultura. Su principal objetivo siempre ha sido el de proporcionar educación de calidad a personas que no tienen los medios suficientes para ello. Todas las escuelas que ha creado esta fundación siempre se han preocupado por formar ciudadanos libres y conscientes de sus derechos. En sus orígenes, Sierra Pambley impartía educación relacionada con lo que hoy llamaríamos formación profesional (forja, carpintería…) y en la actualidad una de sus principales actividades es la enseñanza de español a inmigrantes. Creo firmemente que para formar adecuadamente a estas personas que vienen a nuestro país en busca de un futuro digno no deberíamos solamente “darles el pescado” sino, sobre todo, enseñarles a pescar. Por eso, hace unos años decidimos ampliar nuestra oferta formativa y comenzamos a impartir cursos de nuevas tecnologías para inmigrantes, como un complemento a las clases de español. Y en estos cursos comenzamos a usar Linux. Gracias a esta migración hemos conseguido “resucitar” unos equipos que en muchos otros sitios habrían sido desechados y mostrar a nuestros alumnos que las nuevas tecnologías son algo accesible a todo el mundo, que no son difíciles y que su dominio puede representar importantes oportunidades laborales para ellos.


Costales: Ordenadores para uso público, exposiciones, presentaciones, museo, biblioteca, archivo, secretaría, cursos… Afrontar una migración a Linux en tantas áreas no parece una tarea sencilla...
Mario: Bueno, aunque a primera vista puede asustar, la verdad es que las necesidades de la gente que trabajamos en Sierra Pambley no son muy especiales: ofimática, correo electrónico, Internet y alguna cosa más. Nada excesivamente complicado. Algunas impresoras nos han dado ciertos problemillas pero nada tan grave que no se resuelva con una búsqueda en Internet.
Aunque parezca mentira, lo más complicado a veces es explicar a gente que no tiene ni idea de temas informáticos que existe vida más allá de Windows y que en esa vida no hay virus, puedes instalarte un programa sin tener que piratearlo y la gente comparte su trabajo de forma libre y gratuita. Lo más difícil en estos casos es el cambio de mentalidad que conlleva el software libre. Estamos muy acostumbrados, por desgracia, al individualismo salvaje y descubrir que hay gente que voluntariamente decide construir cosas y compartirlas con los demás no resulta fácil.




Parte de los ordenadores migrados  

Costales: ¿Qué ordenadores váis a migrar y para qué se usan?
Mario: Hemos migrado ya 15 equipos que nos donó la Universidad de León hace ya más de diez años. Su funcionamiento era bastante deficiente, ya que tenían Windows XP. Cada vez que los arrancabas, tardabas una eternidad en poder hacer algo y la pantalla se te llenaba de mensajitos. Lógicamente, usar equipos así para introducir a nuestros alumnos en las nuevas tecnologías no nos parecía la mejor opción. Esos equipos tenían un hardware bastante limitado, 512 GB de RAM en muchos casos. Así que gracias a Linux pudimos hacerlos funcionar adecuadamente.
Los cursos que nosotros hacemos son de introducción a la informática: manejo de archivos, ofimática e Internet. Trabajamos con los alumnos cómo funciona un procesador de textos (para que puedan hacer un CV), una hoja de cálculo, les enseñamos a buscar información en la red y a usar el correo electrónico. Y, en este sentido, Linux cumple perfectamente con nuestras necesidades.



Costales: Siendo ordenadores antiguos, ¿os llegasteis a plantear la migración hacia Windows 8? Incluyendo la necesaria renovación de hardware ¿Cuánto hubiera costado esa migración?
Mario: En ningún momento. Entre las licencias de Windows, Office y los requisitos de hardware que exige estamos hablando de unos 600 o 700 euros por equipo, un gasto inasumible y, sobre todo, innecesario. Y es que esta es una de las grandes ventajas de Linux: permite alargar la vida de equipos que de otra forma dejarían de usarse. Muchas veces te preguntas cuántos ordenadores se dejarán de utilizar en administraciones públicas o entidades bancarias porque los requisitos de hardware de Windows los hacen obsoletos. Estoy seguro de que la mayoría de esos equipos podrían seguir usándose durante años si funcionaran con Linux. Siempre he pensado que una idea enormemente interesante sería la de establecer un mecanismo a través del cual las administraciones o las entidades bancarias donaran esos equipos que van a tirar a asociaciones u ONG y construir proyectos tecnológicos con esos ordenadores revitalizados con Linux. ¡Imagínate el mundo de posibilidades que se abriría para muchos colectivos!



Costales: ¿Una fundación tiene descuento para los productos y servicios de Microsoft?
Mario: Que yo sepa no, pero es algo que no te puedo confirmar.



Costales: ¿Usáis software que no tenga alternativa libre?
Mario: En general, no. Como ya te comenté, nuestras necesidades son relativamente sencillas y tienen que ver con la ofimática, principalmente. LibreOffice.org cumple a la perfección esta labor. En mi día a día recibo y mando muchos documentos, textos, hojas de cálculo, pdf, imágenes y jamás he tenido problemas.
Únicamente, usamos un software privativo para cuestiones de contabilidad y aquí sí hemos tenido problemas para encontrar una alternativa libre y con soporte para Linux. Seguimos buscando, seguro que al final encontramos una alternativa.



Costales: ¿Qué distro escogisteis y por qué motivo?
Mario: Elegimos Linux Mint por cuestiones de hardware. Probamos varias y esta fue la que reconoció todo a la primera y sin ningún problema. Como se suele decir, si algo funciona, no lo toques. Además, configuramos los paneles para que se parecieran lo máximo posible al paradigma de escritorio tradicional, con lo que la gente apenas nota la diferencia con otros entornos.
Aunque ahora con el fin de XP tenemos que afrontar la migración de más ordenadores y, como en la mayoría de los casos son equipos con 6 o 7 años, estamos probando con Xubuntu y hasta ahora todo ha ido fenomenal. La mejora en rendimiento es bestial y eso es lo que la gente que no sabe de estas cosas valora al final.





La distribución escogida es Linux Mint


Costales: ¿Cuánto tiempo llevó la migración?
Mario: En esos 15 equipos que migramos a Mint tardamos una semana entre 3 personas. No fue mucho.


Costales: Algunos opinan que “Linux es difícil”, “Linux es para programadores”… Vuestros ordenadores a disposición del público se usan a diario por personas de muy distinto nivel informático. ¿Hay personas que usen un ordenador por primera vez? ¿Les cuesta adaptarse? ¿Comentan algo sobre la usabilidad del Mint Menu?
Mario:  Puede ser que hace 15 años Linux fuera difícil pero en la actualidad eso es totalmente falso. En Sierra Pambley, además del aula de formación para inmigrantes, tenemos ordenadores públicos en la Biblioteca Azcárate. Los usan personas de todos los perfiles, con conocimientos informáticos y sin ellos y no hemos tenido ninguna queja. La gente que usa estos equipos quiere conectarse a Internet y hacer, de vez en cuando, tareas ofimáticas. Hemos personalizado el entorno de escritorio para que se adapte a lo que pueden ver en otros sitios: una barra inferior con el Mint Menu y accesos directos al navegador (por defecto, usamos Firefox, aunque también disponen de Chrome y Midori). Al final, te das cuenta de que con un mínimo de adaptación la gente no nota el cambio en absoluto, porque pueden hacer lo que necesitan y eso es lo que importa en este caso.



Costales: Habrá inmigrantes que sufrieron limitaciones de libertades más básicas que las del software. ¿Se sorprenden al descubrir que incluso en la informática se puede ser libre?
Mario: Pues lo cierto es que sí. Muchos de nuestros alumnos nunca habían usado un ordenador y se sorprenden cuando les comentas que la tecnología que están usando es libre y gratuita. Creo que el software libre podría ser una herramienta fundamental para acortar la brecha digital que existe entre el Norte y el Sur: si muchos de los equipos que se tiran a la basura en el Primer Mundo se reciclaran con Linux, se podrían construir proyectos tremendamente interesantes en muchos países de África, por ejemplo.



Costales: Usuario de Windows, Mint, Debian, Mac OS, Android… ¿Qué característica de cada uno de ellos incluirías en Ubuntu?
Mario: Es una pregunta complicada. Voy a decir algo polémico: me encanta Unity y el cambio de paradigma que supone. Creo que Ubuntu ha acertado totalmente con esta nueva dirección y quizá serían el resto de sistemas operativos los que tendrían que adoptar cosas de Ubuntu. Tal vez, adoptar una filosofía tipo rolling release como Arch Linux sería algo muy beneficioso para Ubuntu porque a veces es un poco tedioso tener que reinstalar todo el sistema operativo. Pero, al margen de esto, creo que Ubuntu ha conseguido crear un entorno de escritorio sencillo, bonito y muy fácil de usar.



Costales: Desde Windows Vista jamás ví tanto movimiento hacia Linux como con el fin de soporte del XP… Parece que solo consigamos hacer leña del árbol caído… ¿Qué crees que esté fallando en nuestra evangelización?
Mario: Lógicamente, no puedo darte una respuesta definitiva pero, desde mi punto de vista, lo que está fallando es la adaptación a las necesidades de la gente. Si queremos que la gente use Linux, tenemos que saber adaptar nuestro discurso a lo que la gente busca en un ordenador. Es cierto que la consola es una arma muy potente pero si le pides a alguien que empieza con la informática que se dedique a aprender comandos y comandos para instalar un programa, le vas a asustar y nunca verá Linux como lo que es, un sistema fácil, estable y seguro. Pero si insistes en que no hay virus, que puede hacer todo lo que necesita, que no tiene que buscar en páginas poco fiables números de serie para instalar una aplicación y que, además, no va a tener que comprarse un ordenador nuevo durante mucho tiempo, quizá esa persona sienta curiosidad por descubrir más sobre esa cosa llamada Linux y con el tiempo llegue a entender el famoso chiste sobre “sudo” Smile))




make me a sandwich



Costales: Muchísimas gracias Mario por la entrevista y luchar por un mundo más libre.
 

Entrevista a Fernando Lanero sobre la migración de un colegio de Windows XP a Ubuntu

El fin del soporte de Windows XP pone en una auténtica encrucijada a cientos de instituciones educativas y sus sistemas informáticos. Ubuntu es el cambio que la educación de vanguardia necesita.


Fernando Lanero, para quienes no lo conozcáis, es profesor y responsable TIC del colegio de los Agustinos en León (España). Un activista de software libre enredado en la migración de un colegio con 1200 alumnos al sistema operativo Ubuntu.
 

Fernando & Costales este fin de semana


 Voy a charlar con él en persona y que nos cuente de primera mano cómo está siendo esta eXPeriencia tan interesante por entrar en juego muchos factores.

Costales: Hola Fernando, ¿Qué tal? ¿Nos cuentas cómo comenzaste en el mundillo de la informática y cuándo nace tu concienciación por el software libre y más particularmente por Ubuntu?
Fernando: ¡Hola! Buenos días. Pues verás, en el apasionante mundo de la informática empecé con un ordenador 8086 que me compraron mis padres en 8º de EGB por haber aprobado todas las asignaturas. Era un Olivetti que debía tener 16KB de RAM, un disco duro de 20MB, pantalla de fósforo verde y venía con MS-DOS que al mes me lo cargué sin querer (del *.* en el directorio raíz. Ya sabes). De aquella tenía amigos con ordenadores y de ahí me vino la afición, así que imagínate con qué empecé a echar horas y horas.
Y en el software libre empecé en 1997 o 1998. Años en los que hubo un boom de Linux, con una gran cantidad de revistas que incluían un CD con distribuciones. Ahí ya tenía un Pentium a 120Mhz. La experiencia de las instalaciones fue un desastre total, yo todavía estaba en el instituto, no había Internet y lo que podías hacer era leer y releer la revista e intentar sacar algo en claro de todo aquello. Introduciendo comandos y aunque yo venía de MS-DOS, fue un desastre absoluto. Al final sí que conseguí instalar alguna, que ya no te sabría decir ni cuál fué. Probablemente Slackware o Fedora.
Luego lo abandoné y volví al lado oscuro de Microsoft y su Windows 98. 10 años después, en torno al 2007, volví a Linux a través de Ubuntu, gracias a las buenas experiencias que me comentaba Ricardo Chao, profesor y compañero del colegio y gran amigo.

Costales: ¿Ya comenzásteis la migración?
Fernando: Aún no, vamos a esperar a la versión final de Ubuntu 14.04. Estamos haciendo pruebas, con las versiones alfas al principio y con las betas ahora.

Costales: ¿Qué sistema operativo estáis utilizando actualmente y por qué habéis decidido cambiarlo?
Fernando: En el colegio todos los ordenadores tienen ahora mismo Windows, el 90% está con Windows XP y los más nuevos con Windows 7. Con Windows 8, el del Director porque es el último que se compró. El motivo de utilizar este software no es otro que es el que venía preinstalado.

Costales: ¿De cuántos ordenadores estamos hablando y qué características tienen?
Fernando: Hay 2 ordenadores, que son los de la Secretaría, que no se van a migrar por motivos administrativos y sí que se migrarán los 98 ordenadores restantes. Realmente y bajo mi punto de vista, es un volumen muy considerable de máquinas tratándose de un entorno como la provincia de León, una capital pequeña sin grandes empresas de tecnología.

Costales: ¿En qué tareas se usan esos 98 ordenadores?
Fernando: Se usan para tareas docentes en aulas, para uso del profesorado en proyecciones de videos, uso de pizarras digitales, dibujo técnico, etc. Y luego hay 60 ordenadores repartidos entre el aula de informática e idiomas.

Costales: ¿Qué programas usáis ahora con los alumnos? ¿Tienes una idea estimada del coste que le supone al centro el uso de esos programas?
Fernando: El programa estrella es Microsoft Office, sin duda. Y de este software tenemos que renovar las licencias todos los años, como un arrendamiento. El coste anual de renovación de las Office ronda los 3.000€ - 4.000€ para todos los ordenadores.

Costales: ¿Crees que los alumnos pueden utilizar esos programas en sus casas pagando las licencias de los mismos?
Fernando: Ése es el problema. Ésa es la trampa del software privativo. En tus clases enseñas con el software que necesites para tu actividad docente. ¿Pero qué ocurre? Si enseñas al alumno a trabajar con un programa privativo, al chaval le estas enseñando a manejar ese programa, lo que estás haciendo es crear un usuario de ese programa para esa empresa (cliente potencial). La otra parte natural del proceso es que fomentas a piratear ese programa y por lo tanto, a saltarse la ley cuándo ésta no conviene (delincuente potencial). No hay alternativa posible a estas dos opciones con el software privativo.
Estás formando consumistas de una multinacional o piratas informáticos, enseñando a los alumnos a que se pueden saltar las leyes cuando éstas no convienen. Este es el mayor peligro. La gente se queja en España de la cultura de trampear o robar de nuestra sociedad. Y es lo que se hace en muchas escuelas, enseñar a trampear de manera indirecta a través del software privativo. Si por ejemplo, tú estás enseñando Photoshop, el centro tiene una licencia comprada, perfecto. Pero, ¿va el alumno a comprar ese programa para hacer sus deberes en casa? ¡Imposible! ¿Y qué ocurre entonces?, o se lo pasas bajo cuerda o animas a que lo descargue de una página con un crack. Ya estás creando delincuentes, porque estás incitándo a saltarse la ley.

Costales: ¿Has comprobado si existe software libre que pueda suplir el uso de los programas privativos que utilizais actualmente?
Fernando: Al 100%. Con Photoshop o MS Office cambias a Gimp o LibreOffice sin problema. También nos hemos empezado a poner en contacto con las editoriales. Ahora todos los libros de texto vienen con software de apoyo para las aulas digitales. Así trabajas con los alumnos en el aula de forma interactiva, sobre todo con los libros de idiomas, historia, en las enseñanzas de Infantil y Primaria. ¿Qué ocurre? Todas tienen software para Windows, pero ninguno para Linux. Al hablar con ellos, les comento que vamos a migrar a Linux y que si su software no funciona en Linux cambiaremos esos libros de texto por otros que nos lo pongan más sencillo o simplemente tengan software multiplataforma. O se ponen las pilas para que funcionen con Linux o vamos a buscar alternativas.
 

En clase



Costales: ¿Has detectado algún otro problema con el uso de Windows XP aparte del coste de las licencias?
Fernando: Sí, el mayor problema de la migración es la Administración de Castilla León. ¿Qué ocurre? La Junta firmó en el 2011 un acuerdo con Microsoft para usar su software durante 5 años (obviamente sin programa concursal de ningún tipo). Salió la noticia en los medios, vino la directora de Microsoft Iberia, hubo reunión con Bill Gates…
El problema del acuerdo es que todas las aplicaciones web que se desarrollen tienen que funcionar con software de Microsoft y son sólo accesibles con Internet Explorer. Lo cual es un grandísimo problema; es nuestro mayor inconveniente y el motivo por el que no migramos los 2 ordenadores de la Secretaría, porque es la única manera de comunicarnos con la Junta: a través de Internet Explorer el cual obviamente sólo funciona sobre sistemas Windows.

Costales: Cuando te planteaste la migración por quedarse obsoleto el Windows XP, supongo que barajaste la posibilidad de pasar al sistema operativo Windows 8. ¿Tuviste algún tipo de presión por parte del colegio o de la Junta para que, entre las diferentes alternativas posibles, te decantaras por Windows 8? ¿Valdría Windows 7?
Fernando: El proceso de migración se planteó a raíz de la publicación de la noticia de que Windows XP quedaba obsoleto y no recibiría más actualizaciones por parte de Microsoft. En el colegio el mayor problema a nivel de seguridad reside en el malware que se transmite a través de dispositivos de almacenamiento extraíble, porque la gente funciona básicamente con lápices USB para la transmisión de documentos, siendo un auténtico invernadero de virus. Hace unos años tuvimos un problema grave con un malware que se transmitía entre las memorias USB y se le coló al programa antivirus de nuestro colegio; fue una locura hasta que erradiqué todo aquello.
Presión no tuve, tuve mucha libertad y al preguntarme la dirección qué hacer ante el problema que se nos presentaba, les dije que con el XP no podíamos seguir. Mi primera opción fue cambiar a Windows 7 que funciona bien, dieron el visto bueno y pedimos presupuesto. La sorpresa fué que Windows 7 ya está descatalogado y Microsoft no provee ya licencias de ese software...

Costales: ¿Ya no lo puedes comprar?
Fernando: No lo puedes comprar, Windows 7 ya no se vende. Y obviamente pirata no lo puedes instalar por todo lo que he explicado anteriormente, además de las cuestiones legales.
Entonces preguntamos al proveedor por un presupuesto para el cambio a Windows 8, que se iba de madre completamente: Unos 12.000€ por cambiar todas las licencias, que supone la mitad del presupuesto del colegio para todo el curso. Eso es inasumible para un centro educativo. Y ese precio es una vez aplicado ya el descuento del 50% para educación.
Tampoco es adecuado para un entorno de enseñanza la interfaz de mosaicos que tiene Windows 8 con Metro. Interfaz con la que tú estás trabajando y te pone el tiempo en León, el horóscopo y las últimas noticias. Eso no tiene sentido dentro de un aula. Ví completamente inviable Windows 8 para la educación. No me parece útil.
Además los ordenadores no tienen la capacidad de correr fluidamente esa versión y sumando la actualización del hardware necesaria para migrar con éxito a nuevas versiones de Windows 8, el presupuesto podía subir tranquilamente a 25.000€. El colegio estaba dispuesto a pagarlo si no quedaba más remedio (nos encontrábamos en un callejón sin salida) y fue cuando les propuse cambiar a software libre.

Costales: ¿Cuánto cuesta una sola licencia de Windows 8 para un colegio? ¿Hay descuento?
Fernando: 120€ con el descuento del 50% para educación. Increíble.

Costales: Muchas administraciones en España apoyan y promocionan el software libre, ¿Conoces la posición de la Junta de Castilla León al respecto?
Fernando: La Junta apoya al software libre en un porcentaje del 0%. No quiere saber nada de este tema. Somos David contra dos Goliat: la Junta de Castilla y León y Microsoft.

Costales: ¿Qué otras alternativas te planteaste para la migración?
Fernando: Teniendo en cuenta el hardware, barajé Xubuntu y Lubuntu. Al publicar Canonical la primera alfa de Ubuntu 14.04, la probé en el ordenador más antiguo (CPU Core 2 Duo y 2 Gb de RAM), Unity iba totalmente fluido y me decanté por instalar Ubuntu 14.04 en el resto.

Costales: ¿Cual es la mayor ventaja de usar Ubuntu en el colegio? ¿Por qué Ubuntu y no otras distros?
Fernando: La mayor ventaja es que en el colegio toda la comunidad asocia ya software libre a Ubuntu, todos conocen y oyeron hablar de Ubuntu en algún momento en éstos últimos años.
Otra gran ventaja es el soporte de drivers que provee Ubuntu. He probado muchas distribuciones y ninguna da un soporte tan amplio. En una centena de ordenadores con distinto hardware no puedes estar con problemas de si no funciona la tarjeta gráfica, la del audio, la conexión de red... Necesitamos una distribución que funcione al 100%. y a la primera en todos los ordenadores.




Fernando Lanero Barbero



Costales: ¿Algún problema concreto por escoger Ubuntu?
Fernando: Sí, la gente. La gente tiene reticencia a cambiar a Linux. Tiene reticencia a cualquier tipo de cambio. “¿Y esto que me va a suponer?”. Yo les respondo que no les supondrá nada, que van hacer todas sus tareas exactamente igual e incluso de forma más eficiente. La suite de ofimática LibreOffice sí puede dar algún problema porque todo el mundo funciona con Microsoft Office y al importar documentos de las últimas versiones se descolocan cosas y eso les vuelve locos. Pero tampoco me preocupa en exceso, ¡tienen buen soporte en el colegio!

Costales: ¿Cual será el coste económico de migrar a Ubuntu? ¿Tenéis pensado pagar soporte oficial de Canonical? ¿Por qué?
Fernando: Por ahora no pensamos pagar el soporte oficial, aunque puede ser una buena opción. El coste real es 0€, ya que lo vamos a instalar nosotros mismos.

Costales: 100 Ordenadores son muchos equipos. ¿Tendrán todos la misma configuración? ¿Cómo lo haréis?
Fernando: Vamos hacer una ISO específica para el colegio unificando ciertas cosas. Los que estén en la misma red los instalaremos por red y los que no, tendremos que ir uno por uno.

Costales: ¿Cuánto tiempo llevará la migración?
Fernando: Unos 2 meses aproximadamente.

Costales: ¿Tenéis problemas de controladores con las pizarras digitales?
Fernando: Sí, tenemos problemas, pero Hitachi nos da el código fuente y es mucho más sencillo. Hay un grupo de otro colegio en Barcelona con Francisco Javier Teruelo al frente que nos están ayudando mucho con este tema y con la idea final de crear un paquete de instalación para automatizarlo todo.

Costales: Además del ahorro económico, ¿qué ganará el profesorado, alumnos y padres con Ubuntu? ¿Tiene alguna ventaja frente al uso de Windows 8?
Fernando: Lo que van a ganar es tranquilidad al 100%, sobre todo por quitar todo el malware de en medio, que en el colegio llega a ser una paranoia. La típica conversación en el colegio es:
    - Están todos los ordenadores llenos de virus.
    - No perdón, tú ordenador en casa ¿cuánto hace que no le actualizas el antivirus?
    - No sé. Yo compré el ordenador y venía el antivirus y nunca más lo volví a tocar.
    - ¿Y cuantos años tiene?
    - Seis.
    - Vale, pues de donde están saliendo los virus del colegio es de tu ordenador.
En el colegio tenemos el antivirus totalmente actualizado y aún así tuvimos el problema que te comentaba de contagio por USB.
¿Más ventajas? La velocidad de la red. Tras la reciente migración a fibra óptica y la configuración Gigabit de la red va a ser todo muchísimo más rápido aún con Linux. Porque sinceramente, no sé qué hace Windows, pero vuelve cualquier red entre un 10% o un 15% más lenta en comparación con una red funcionando con Linux. O igual es la NSA que nos está espiando.

Costales: Nos comentabas que los profesores estaban un poco reacios al cambio ¿Y los alumnos?
Fernando: A los alumnos les llama la atención. Los chicos son curiosos por naturaleza. Entre ellos hay una cultura muy pro-Linux. A lo largo de estos años he conseguido crear la idea de que Linux mola, que lo usa la gente que realmente tiene interés por aprender y conocer el funcionamiento real de las cosas y a los chavales eso les llama mucho la atención. No son para nada reacios al cambio. Buscan la novedad y el cambio.

Costales: Parece que la iniciativa ciudadana le lleva años luz a la administración, sobre todo leyendo noticias como que la Administración migrará a Windows 8 sin concurso. ¿Qué les dirías a todos aquellos que dicen que una migración a Ubuntu es complicada, igual de cara que a Windows, no viable o mil cuentos más?
Fernando: Cuentos, tú lo has dicho. La frase exacta son “cuentos vendidos por la propaganda de las grandes multinacionales”. Esas circunstancias que acabas de comentar es lo que te vende Microsoft, que ha hecho una publicidad subliminal impresionante para hacerte ver que lo que es bueno es Windows. Windows me dio mil problemas durante años en los ordenadores del colegio con su falta de soporte para tarjetas ATI antiguas. Con Linux tienes mucha más compatibilidad con el hardware antiguo. Es todo mucho más sencillo.
Respecto al coste, que nos lo digan a nosotros. Hemos pasado de 12.000€ a 0€. Vale que estamos nosotros para migrarlo y si no estuviéramos se tendría que contratar a una empresa para instalarlo, pero no te va a cobrar 12.000€ ni de lejos por la instalación.

Costales: Si hubiera que contratar a una empresa también se fomentaría el empleo local.
Fernando: Claro. Muchísimo mejor. Tendrías a gente de tu entorno trabajando y no cobrando subsidios por falta de puestos de trabajo.

Costales: ¿Sirvió este fin de soporte para plantearse mucho más las próximas tecnologías que se usarán con el objeto de que sean más abiertas y menos dependientes de una empresa concreta?
Fernando: Seguro. Todo esto ha dado pie a pensar en otras alternativas tecnológicas.  Un artículo en el Diario de León sobre esta migración ha llamado muchísimo la atención en nuestro entorno. Ver que existen otras alternativas. Muy superiores y con una filosofía abierta de compartir entre iguales. Linux ha comenzado a asociarse a avance, a vanguardia... por el trabajo de toda la comunidad. Android también ha hecho mucho bien a Linux. Aunque no sea una alternativa 100% libre, a la gente ya le va sonando eso de Linux. ¡Su teléfono funciona muy bien y eso es bueno!

Costales: Cuando era pequeño había un ordenador por hogar y eso con suerte. Sentía auténtica pasión por películas como Juegos de Guerra, Internet no existía y leía con fervor las pocas revistas que narraban cómo auténticos hackers se sorteaban el tiempo para programar los mainframes en sus universidades…
Ahora tenemos un par de ordenadores por persona, muchísima documentación, un acceso mucho más fácil a la tecnología... los auténticos nativos digitales son los actuales alumnos... ¿Tienen ese interés que teníamos antaño en la informática? ¿Les creas pasión por Ubuntu? ¿Lo usan en sus casas?
Fernando: Sí. Es verdad que ahora un volumen mucho más grande de gente usa la informática y es mucho más accesible, pero el nivel de uso es más superficial. Nosotros de pequeños llegabamos mucho más adentro, recuerdo que yo tenía un manual de MS-DOS de 300 páginas con los comandos y me los estudiaba porque me encantaba aquello. Eso ahora es impensable. La mayoría de los chicos se dedican sobre todo a las redes sociales, no es el interés por la informática en sí que teníamos nosotros. Es un interés enfocado a aplicaciones. Yo con el 8086 es verdad que jugaba al Monkey Island, pero si tenías un problema con el sonido tenías que buscarte la vida para encontrar qué pasaba. Ahora, si algo no les funciona, cambian.

Costales: Digamos que los que estaban antes, estaban porque querían y los que están ahora por obligación...
Fernando: Ahora es porque lo tienen y como lo tienen, lo usan. Se ha perdido un poco la esencia de “pioneros” que vivimos nosotros.

Costales: Aunque comprobé in situ con el Linux&Tapas de León que vinieron muchos de tus alumnos y que tienen auténtica pasión por el software libre...
Fernando: Sí, es verdad que tanto a ellos como a tantos otros siempre les intenté mostrar las bondades de usar sistemas abiertos. Ver que el camino es compartir con los demás, ayudarnos entre nosotros. El sentimiento Ubuntu dentro un sistema educativo es fundamental. Al final del curso, siempre lo instalan unos 10 alumnos por su cuenta; eso que yo me entere.

+ Ubuntu: Chat | Lista | wiki | Launchpad | FAQ | Contacto | Directorio \o/ Contenido CC | Tema | Hosting